El rele: que es y como se prueba

El relé es un dispositivo electromecánico que consta de una bobina sobre un núcleo el cual a su vez forma un electroimán. Cuando el electroimán se alimenta con un voltaje DC, el campo magnético generado atraerá un juego de contactos metálicos que se pueden cerrar o abrir para dar paso a una acción secundaria.

En pocas palabras se puede decir que el relé es un interruptor electromagnético, de bajo voltaje y corriente que puede activar una carga de mayor potencia (relevo).

El relé es uno de los componentes más comunes en electrónica y se utilizan en muchos circuitos, dando paso a una variedad de ellos.


Tipos de relé más comunes.

Relé tipo armadura: Es el relé más común y utilizado; consta de un electroimán y de una armadura que atrae a un par de contactos que pueden ser NA (normalmente abiertos) ó NC (normalmente cerrados) estos se unen con otro terminal llamado COM (común). Cuando el contacto NC se abre el otro contacto NA se cierra y viceversa con respecto al terminal COM.

Cómo probar un relé fácilmente.

Voltajes de trabajo: el relé de 12v y el relé de 5v son los más utilizados en circuitos comunes de aficionados y algunos equipos comerciales. Muy utilizados pero menos comunes son los relés de 24v y  relés de 48v, que suelen utilizarse en circuitos de bajo consumo pues su bobina consume menos corriente (ley de ohm) en comparación con los relés de 12v y 5v.

Relé de estado sólido: Básicamente es un circuito de potencia formado por circuitos integrados y transistores que pueden llegar a manejar corrientes muy altas (100 amperios o más) además cuentan con aislamiento galvánico a través de optoacopladores. Su mayor cualidad es no presentar desgaste mecánico, debido a que no usa partes móviles y además puede hacer conmutaciones muy rápidas. Por ser un circuito electrónico con semiconductores suele dañarse más rápidamente en comparación con el relé electromagnético.

Relé termomagnetico: es un tipo de relé usado como relé de protección. Se instala para proteger equipos de un sobreconsumo de corriente, cuando sus contactos se abren debido a la alta temperatura generada por la elevada corriente que fluye por los mismos. Puede ser relé térmico monofásico o relé térmico trifásico. Suele tener botón de reset o reinicio para regresar los contactos a su posición original, luego de una activación. También cuenta con una perilla de ajuste, para determinar cuanta corriente máxima debe llegar a la carga y un botón de parada permite detener los contactos auxiliares.

 

 Aplicaciones de los relés.

Podemos encontrar relés realizando diversas tareas en circuitos eléctricos y electrónicos. En muchas fuentes de alimentación se puede encontrar al menos un relé, como parte del encendido electrónico. En amplificadores de audio los podemos encontrar en la etapa de salida de potencia, dando paso del audio hacia los parlantes. Como relé de protección en un circuito de fusible electrónico. En sistemas de iluminación, en etapas de potencia como relé con arduino, en robótica, en domótica, en instrumentos de medida como: osciloscopios, generadores de señales y muchos otros equipos más.

 

¿Cómo probar un relé?

Para probar un relé o relay, debemos primero identificar qué tipo de relé tenemos, pues existen de diversos tipos, tamaños y formas como ya se explicó.

Los relé de refrigeradores suelen ser más  grandes al igual que los que se usan en motocicletas o aires acondicionados.

Los relés de electrodomésticos comunes, suelen ser pequeños y usualmente son de color negro, azul o blanco.

El relé más común suelen tener 5 patas o pines, pero también se pueden encontrar relé con más o menos pines.

Sea cual sea el caso, los relés funcionan bajo los mismos principios y están formados básicamente por los mismos componentes: una bobina que forma un electroimán y contactos metálicos.

Para probar el relé debemos entonces seguir estos pasos a continuación:

 1- Para probar la bobina debemos utilizar un multímetro en la escala de ohmios o resistencia; usualmente la bobina se encuentra entre 2 pines del relé y es allí en donde colocaremos las puntas de medición del multímetro.

-Si la bobina mide algunos cientos de ohmios (390, 420, 600 ohm etc); el relé se encuentra en buen estado. Algunos relés de altas corrientes pueden medir solo algunos ohmios.

- Si la bobina no mide absolutamente nada el relé está en mal estado (circuito abierto) y si mide muy poco puede su bobina estar en corto.

2- Con el multímetro en la escala de ohmios o de continuidad, verificaremos que los contactos del relé se cierren o se abran, según corresponda. Busque el terminal marcado como COM (común) y el contacto NC (normalmente cerrado) y verifique que efectivamente este cerrado. Haga lo mismo con el contacto NA.

3- Con una Batería acorde a la alimentación del relé o fuente de alimentación, podemos también verificar el funcionamiento de la bobina y de los contactos. Simplemente alimente la bobina con un voltaje igual o cercano a su voltaje de trabajo y repita el paso 2. Escuche como los contactos se cierran y abren. Si esto no ocurre, entonces el relé está en mal estado.

4- Algunos relés son fáciles de destapar pero otros no tanto. Si tiene facilidad de quitar la tapa que recubre el relé, podrá hacer una inspección visual del mismo. Fíjese en el área de los contactos, si observa hollín, polvo y mugre, limpie los contactos con alcohol isopropílico. Los contactos pueden estar desgastados por la chispa generada por la corriente al hacer el contacto; en este caso solo queda cambiar el relé por otro en buen estado.

tienda kit electronica